Entradas

Sobre el compromiso y mi amigo Jaime

El compromiso es una virtud que, en cierto modo, me recuerda a la humildad: no todo el mundo la tiene, pero, eso sí, todo el mundo sabe reconocerla y la valora enormemente.
Yo lo definiría como la capacidad de una persona para mantenerse fiel a un propósito o a una palabra dada, independientemente de que luego puedan surgir contratiempos u obstáculos en su camino. Y ya sea que ese compromiso haya sido adquirido con uno mismo o con otra persona.
Fijémonos hasta qué punto valoramos, por ejemplo, a un político sin capacidad de compromiso. ¿Tú votarías a un candidato que sistemáticamente ha incumplido sus promesas electorales y que se presentara nuevamente para ser presidente de un gobierno? ¿Y qué pasa cuando un político cumple lo que promete? ¿Qué pasa cuando es fiel a su palabra? ¿Qué despierta en tu interior una persona así? ¿Admiración? ¿Respeto? ¿Tal vez simpatía? ¿Amor, quizá?
¿Cómo te sientes, por ejemplo, cuando una compañía de telefonía te asegura unas condiciones que luego cam…

Cómo preparar una ensalada 100% saludable

Descodificando enfermedades

La infertilidad de Claudia

¿Qué pasa cuando tomas fruta como postre?

Afecciones digestivas que pueden mejorar/curarse con estos 6 hábitos

Vulnerabilidad

Cocreadores

Asertividad y sistema inmunitario

Liberación y sanación de las cargas familiares

¿Realmente podemos aspirar a eliminar nuestro ego?

Taller práctico de Habilidades sociales, asertividad, empatía y comunicación.

Batido de algarroba y avellanas: proteínas muy energéticas para deportistas.