La experiencia de Chelo Jordán en mi consulta



MATERIALIZANDO EL CAMBIO

Mi nombre es Chelo Jordán, tengo 32 años y trabajo en el ámbito de la salud. Tanto por mi formación como por mi experiencia personal siempre he tenido muy claro que existe una relación estrecha entre mi estado emocional y mi manera de alimentarme. Pues yo he sido del club de sentir la necesidad imperiosa de darme un atracón cada vez que me sentía mal por algún motivo. Lo que no sabía, o no me podía imaginar, es que, por lógica aristotélica, esto tiene una lectura inversa. Es decir, si uno se alimenta bien, de una manera sana y natural, se siente mejor. 

El motivo de mi consulta fue triple: un reflujo gastroesofágico, un dolor a la altura de la vesícula biliar y una mucosidad constante en la garganta. Tres síntomas que, puntualmente, no son para preocuparse, pero que, mantenidos en el tiempo pueden manifestar o acarrear algo más grave. Así que decidí que tenía que empezar a introducir cambios en mi vida. 

Conocí a Carlos Lacomba a través de Patricia Berzosa, periodista, coach y una de las conductoras del programa de radio Caminando por la vida. Cuando acudí a la consulta de Carlos, ya me encontraba introduciendo cambios de la mano de Patricia, y pensé que trabajar con él podría ser un buen complemento a mi proceso. 

Han pasado 4 meses desde mi primera visita con Carlos y se han resuelto los 3 motivos por los que acudí a su consulta. Y, como extra, he bajado 4 kilos de peso, que se notan mucho en mi volumen corporal. Lo que más me ha gustado de las 3 visitas con Carlos es que se ha mostrado firme pero no inflexible. 

Las pautas que me ha proporcionado han sido asequibles. No se ha centrado exclusivamente en la comida, sino en otros ámbitos, relacionados con las emociones y los conflictos. También recalcar que las recomendaciones en ningún caso han podido dañar mi organismo. Esto lo explico porque a mí una médica me llegó a recetar diuréticos porque no bajaba más de peso (después de haber perdido 14 kilos con 19 años), así que ese día decidí que no volvía a aquella consulta. 

También siento que Carlos me ha ayudado a cambiar algunos hábitos que ahora ya tengo integrados en mi vida, por lo que ya no hay vuelta atrás. 

Además, en estos 3 meses no he sentido dificultad ni he tenido la sensación de estar haciendo un sacrificio, sino todo lo contrario, ahora es mi propio cuerpo el que rechaza el caer en los antiguos hábitos nocivos. 

Lo que yo le diría a alguien que se esté planteando acudir a su consulta, es que si estas dispuesto a realizar un cambio en tu vida, Carlos es un gran acompañante. 

Chelo Jordán, 676 00 00 36.

Comentarios